Por qué la implicación del público es esencial para las medidas de adaptación climática

La campaña de lanzamiento del Plan Nacional de Adaptación de Perú llega a más de 2,6 millones de personas

Agricultoras y agricultores peruanos en el departamento de Áncash implementan medidas que forman parte del Plan Nacional de Adaptación (Foto: MINAM)
Agricultoras y agricultores peruanos en el departamento de Áncash implementan medidas que forman parte del Plan Nacional de Adaptación (Foto: MINAM)

Con el objetivo de acelerar y fortalecer la implementación de las medidas de adaptación, el Gobierno de Perú ha decidido priorizar la implicación del público. El Plan Nacional de Adaptación (PNAD) del país incluye un capítulo dedicado íntegramente a su estrategia de comunicación, en donde se proponen objetivos, actividades y canales para transmitir el mensaje: “Cambia el clima, cambio yo”.

Para poner en práctica esta estrategia comunicacional, en noviembre de 2021 el Ministerio del Ambiente de Perú (MINAM) estrenó una campaña de comunicación con el apoyo de la Red Global del PNAD. La campaña en las redes sociales con el lema #CambiaElClimaCambioYo promueve la implicación de los peruanos en los planes nacionales y medidas de adaptación, apuntando a sus conductas, actitudes, prácticas y hábitos respecto de aquellos efectos del cambio climático que repercuten en sus vidas.

La campaña ha llegado a más de 2,6 millones de personas y logró que 20.000 nuevas personas leyeran el resumen ejecutivo del Plan Nacional de Adaptación de Perú.  

En la entrevista a continuación, Cristina Rodríguez, directora de Adaptación al Cambio Climático y Desertificación del MINAM, analiza la importancia de popularizar el proceso del PNAD.

Perú lanzó su Plan Nacional de Adaptación el año pasado. ¿Qué pasos se han tomado para pasar de la planificación a la implementación?

El PNAD es un instrumento que orienta el proceso de la adaptación al cambio climático a nivel nacional a través de un modelo iterativo de mejora continua de gestión del riesgo ante los efectos del cambio climático. Para ello, presenta un objetivo prioritario para contribuir a la meta global de adaptación y establece objetivos secundarios, lineamientos e intervenciones que buscan reducir riesgos ante los efectos del cambio climático en las poblaciones y medios de vida, ecosistemas, cuencas, territorios, bienes y servicios.
El documento contiene información de riesgos climáticos actuales y futuros en cinco áreas temáticas (salud, recursos hídricos, agricultura, pesca y acuicultura, y bosques), medidas de adaptación, mecanismos de implementación, monitoreo y financiamiento, y acciones para asegurar su comunicación efectiva.

En ese contexto, su implementación se viabiliza a través de la implementación de las medidas de adaptación establecidas en sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional o NDC, a las cuales hemos denominado de manera amigable en el Perú como “Nuestro Desafío Climático”, y estamos trabajando mediante coordinaciones con los gobiernos subnacionales y con los sectores responsables de su implementación para la integración de la adaptación e implementación de medidas a través de los mecanismos de planeamiento e inversión.

 

YouTube player
Versión en inglés de uno de los vídeos de la campaña #CambiaElClimaCambioYo: compartiendo interesantes experiencias sobre acciones de adaptación al cambio climático.

Todo este proceso de implementación cuenta con una especial atención por parte del Estado gracias a la recientemente aprobada Declaración de interés nacional de la Emergencia Climática, mediante Decreto Supremo firmado por el presidente de la República, Pedro Castillo. Esta declaratoria tiene como objetivo ejecutar con carácter de urgencia las medidas para implementar acciones de acuerdo con lo establecido en Nuestro Desafío Climático. 

Complementariamente, desde el Ministerio del Ambiente se viene trabajando con diversos actores no estatales (sector privado, pueblos indígenas, mujeres, jóvenes, pueblo afroperuano) quienes tienen representatividad en la Comisión Nacional sobre el Cambio Climático, a fin de articular la adaptación al cambio climático a nivel nacional, regional y local.

Finalmente, es importante precisar que se viene desarrollando la actualización de la Estrategia Nacional ante el Cambio Climático al 2050, que para el país equivaldrá a la Estrategia de Largo Plazo en el marco del Acuerdo de París. Esta estrategia tiene un carácter de política nacional pública y es vinculante, cuyo contenido considera e integra los hallazgos y las orientaciones del Plan Nacional de Adaptación. De esta manera, se refuerza la implementación de los objetivos y las acciones al 2030 y 2050 en materia de adaptación al cambio climático en el país.

¿Por qué el equipo del PNAD de Perú consideró importante involucrar a la Reserva Comunal Tuntanain, junto con otras comunidades y partes interesadas a nivel local? ¿En qué momento del proceso del PNAD se acercaron a las comunidades y cómo se involucraron?

El proceso de elaboración del Plan Nacional de Adaptación se caracterizó por ser altamente participativo, dialogante e inclusivo, incorporando además los enfoques transversales de género, intercultural e intergeneracional. Para ello se llevaron a cabo 10 sesiones presenciales y 11 sesiones virtuales (debido a la pandemia) del proceso “Dialoguemos” que convocó a todos los actores y sectores de la sociedad. Estos espacios facilitaron no sólo la participación sino además previamente la comprensión de los temas mediante sesiones preliminares de capacitación que permitan la comprensión de los conceptos a tratar.

Seguidamente, el proceso de consulta pública contó con la participación de 24 instituciones estatales y no estatales. De este modo, se contó en total con más de 1 138 aportes recibidos sumando los espacios presenciales y virtuales “Dialoguemos” y la consulta pública.

En este proceso participativo, las representaciones de las comunidades indígenas y los actores involucrados en la gestión de las Áreas Naturales Protegidas también acompañaron muy activamente.

Cristina Rodríguez, director of Adaptation to Climate Change, MINAM
Cristina Rodríguez, directora de Adaptación al Cambio Climático y Desertificación del MINAM, durante uno de los eventos del proceso “Dialoguemos”. (Foto: Minam)

Conforme se aprecia en el video (consultar más arriba) elaborado en el marco de la campaña de comunicación sobre la adaptación al cambio climático y el PNAD, esta reserva posee interesantes experiencias en acciones de adaptación al cambio climático. Tal es el caso de las acciones asociadas a adaptación basada en ecosistemas, que tiene importantes lecciones aprendidas que pueden servir para la réplica de esta experiencia en otros ámbitos y que contribuyen a la implementación efectiva de las NDC de adaptación y, por ende, al Plan Nacional de Adaptación.

¿Cómo piensa difundir el mensaje del Plan Nacional de Adaptación?

Para asegurar la implementación eficaz del Plan Nacional de Adaptación en todo el país es también indispensable el aporte de la comunicación estratégica que promueva el intercambio de información, la socialización a través del diálogo y el empoderamiento entre los diversos actores y sectores del país. Para ello es necesario dialogar y trabajar en nuestros cambios de conducta a partir de un proceso de comunicación con carácter multisectorial, multinivel y multiactor.

La campaña de publicidad desarrollada en los meses de noviembre y diciembre de 2021 con el apoyo de la Red Global del PNAD, compuesta por 4 videos y 15 flyers difundidos en las redes sociales, no solo superó el alcance previsto en +139%, logrando una visibilidad del mensaje expandida por todas las regiones del país, sino que además nos demostró que sí es posible comunicar la adaptación al cambio climático de manera sencilla, ágil y oportuna, destacando la oportunidad de cambio y los beneficios sociales y ambientales que la adaptación nos ofrece.

Por ello, en el 2022, esperamos seguir contando con el apoyo de diversos aliados estratégicos, como la Red Global del PNAD, para continuar llevando a cabo experiencias de comunicación que sigan motivando a que las autoridades nacionales, regionales y locales, y toda la ciudadanía se sumen a la implementación del Plan Nacional de Adaptación.

¿Cuáles han sido los ejemplos de acciones de adaptación en comunidades que se destacan para usted? ¿Cómo se vinculan éstas con el proceso del Plan Nacional de Adaptación?

Existen varios ejemplos de acciones realizadas por las comunidades, algunas de las cuales incluso ponen en práctica conocimientos tradicionales, como mecanismo de adaptación. Por ejemplo, uno de los videos de la campaña de publicidad dio a conocer la implementación de actividades productivas de cacao nativo y shiringa en la Reserva Comunal de Tuntanain. Estas acciones promueven la conservación del bosque y mantienen la conectividad de los ecosistemas.

Asimismo, al estar asociadas al uso sostenible de la naturaleza para beneficio de las poblaciones que dependen de ella se constituyen en condiciones habilitantes para la implementación de las medidas del Plan Nacional de Adaptación. Tal es el caso de una agricultura o agroforestería sostenible, la cual contribuye directamente a la implementación de medidas de agricultura y a la vez facilitan acciones de conservación de los bosques propiamente dichas, siendo en este caso, condiciones habilitantes para medidas asociadas a bosques.

¿Qué sigue para el proceso del NAP en el Perú?

YouTube player
Video sobre las actividades de producción de cacao nativo y shiringa en la Reserva Comunal de Tuntanain.

Nos encontramos trabajando en las orientaciones técnicas y metodológicas para monitorear, evaluar y reportar los avances y logros en la adaptación al cambio climático por parte de los actores estatales y no estatales mediante un proceso multisectorial y multinivel. Para ello, contamos con una Hoja de Ruta general que nos permita desarrollar el Componente de Monitoreo y Evaluación (M&E) de la adaptación al cambio climático en el Perú.  

Asimismo, este 2022 se tiene como objetivo monitorear y obtener una visión más amplia de la gestión de la adaptación y los resultados, para lo cual se desarrollará la medición del nivel de cumplimiento del objetivo prioritario del NAP mediante indicadores agregados como el indicador del estado de la gestión de la adaptación al cambio climático. Éste determina qué tan adecuado es el proceso de las medidas de adaptación.

Por todo ello, esperamos seguir trabajando con sentido de urgencia y ambición de la mano con la Red Global del PNAD e intercambiando lecciones aprendidas con los miembros de esta importante red que suma al objetivo de hacer de la adaptación una prioridad para el bienestar de la población y de la acción climática.

Contenidos relacionados